martes, 28 de octubre de 2014

Bocadillos Cubanos


¿Habéis visto la película "Chef"? Si la habéis visto os acordaréis del plato estrella que hace triunfar de nuevo al protagonista: Los bocadillos cubanos.




Estos bocadillos son también muy famosos fuera de la gran pantalla, y la verdad es que con solo verlos ya se te hace la boca agua. Al día siguiente me puse manos a la obra y seguí "las instrucciones" dadas en la película... con alguna variantes, claro.

Para empezar, los bocadillos cubanos originales están hechos con lomo de cerdo y ternera ahumada. Como en casa no comemos carne roja, cambié esos dos ingredientes por pechuga de pollo y pavo cocido en lonchas.

Otra cosa que modifiqué fue uno de los utensilios de cocina. Para hacer estos bocadillos usan una plancha doble, semejante a una sandwichera que se cierra. Yo me apañé con mi plancha normal de toda la vida, y la verdad es que el resultado fue bueno (aunque quizá más costoso)



Los ingredientes que usé son muy comunes:

-Pan cortado a rebanadas
-Mostaza
-Lonchas de pavo cocido
-Pechugas de pollo fileteadas muy finas
-Lonchas de queso
-Margarina o mantequilla


La preparación es lo más laborioso de esta receta, aunque es muy simple. Para aprovechar el tiempo, encendemos ya la plancha y empezamos a hacer las pechugas, así para cuando vayamos a usarlas, ya estarán listas.

Extiende las rodajas de pan en parejas sobre la encimera y unta una de cada dos con mostaza. Que no sea una capa muy gruesa y que quede bien extendida, sin dejar ningún hueco sin mostaza. Acto seguido coloca un par de lonchas de pavo sobre las rebanadas con mostaza. Cuando tengas las pechugas echas y ligeramente crujientes, las colocas sobre las lonchas de pavo.

Hora de añadir el queso. La receta queda bien con cualquier queso de loncha que uses, pero como es el ingrediente que mas sabroso hace el bocata, te recomiendo elegir algún queso de sabor fuerte que te guste. Si usas el provolone, cortado muy fino, y lo espolvoreas con orégano, va a estar aun más bueno.




Ya esta montado el bocadillo, pero viene la parte difícil... sobretodo si no tienes una plancha doble.

Toma la margarina (o mantequilla) y extiende una fina capa sobre los bocatas, por ambos lados. Después, tras haber limpiado la plancha para que no queden restos de pollo, caliéntala de nuevo y extiende algo de mantequilla en ella, derritiéndola.

Coloca los bocatas sobre la plancha y ve aplastándolos con la pala de fritos, con cuidado para que no se desmonten. Una vez el pan empiece a tomar color dorado, pero sin llegar a tostarse, dale la vuelta con unas pinzas y vuelve a aplastarlos.

Evita darles muchas vueltas y no los gires hasta que estés segura de que están bien doraditos, o no quedarán tan compactos y es fácil que se desmonten al comerlos. ¡Oh!, y no dejes que se enfríen, estos bocatas tienen que comerse recién hechos si no, no están tan buenos.

Aquí tenéis mis bocadillos cubanos:



¿Que os ha parecido? Animaos y probad, os aseguro que se convertirán en vuestros bocatas favoritos. ¿Qué queso usáis? ¿Que toque personal le dais? Compartid con nosotros vuestras fotos y vuestros consejos.

Un abrazo a todas, gracias por leer mi blog.

0 comentarios: