lunes, 27 de octubre de 2014

Tarta de Manzana


Hola otra vez, aquí os traigo una nueva receta, una muy sencilla y muy rápida de hacer.

Hace poco estaba hablando con una buena amiga y gran cocinera sobre postres de frutas y me preguntó: "¿Por qué no haces una tarta de manzana?" Mi razón principal era que no había encontrado una receta de tarta de manzana que me gustara, todas resultaban quebradizas y demasiado empalagosas. En cuanto le dije eso, ella cogió papel y lápiz y me pasó esta receta que ha conseguido que me reconcilie con la tarta de manzana.




Tan solo necesitaremos ensuciar para esta receta un vaso estándar, una bandeja de horno, dos platos hondos y un tenedor.





Aquí vamos con los ingredientes:

1 vaso de harina
1 vaso de azúcar
1 vaso de leche
1 sobre de levadura
3 huevos
4 manzanas
1 bote de mermelada

Antes de empezar, pon a precalentar el horno a 160º-170º.

En uno de los platos mezclamos el vaso de harina, con el azúcar y la levadura. Removemos bien. En el otro plato batimos los tres huevos y le añadimos leche, removemos y reservamos ambos platos.

Tomamos las cuatro manzana, las pelamos y las cortamos a rodajas no muy gruesas. Según mi amiga, la elección del tipo de manzana también influirá en el sabor de la tarta. Me comentó que las manzanas verdes o amarillas dan un toque más ligero a la tarta y que las rojas le dan un sabor más dulce y empalagoso. Yo elegí manzanitas verdes.





Colocamos las rodajas de manzana cubriendo el fondo de la bandeja, añadimos por encima la mitad del plato de harina, levadura y azúcar, extendiéndolo bien para cubrir la manzana, y por ultimo añadimos la mitad del plato de los huevos y la leche. Extiéndelo con la ayuda del tenedor hasta dejar una capa uniforme y repite el proceso.

En el caso de que tu bandeja de horno sea mas grande y menos honda que la que he usado yo, coloca las rodajas de manzana y añade los platos enteros en el orden indicado. Si por el contrario estás usando un molde mas hondo que ancho, añade solo un cuarto del plato y haz más pisos (pero ya te aviso que tardará mucho más tiempo en hacerse).

Una vez añadido e igualado el ultimo piso, tomamos la mermelada y la extendemos en una capa no muy gruesa por encima de la mezcla. Las mermeladas de ciruela y melocotón quedan muy bien en esta tarta.



Ahora solo nos queda meterla al horno, donde va a estar mucho rato, una hora y media más o menos. Esta es la parte mala de la receta, el consumo del horno (sobretodo si es eléctrico). Sobretodo colócala en la parte baja del horno en el caso que no tengas la opción calor arriba-abajo, o se te quemará por encima antes de que esté hecha. También te recomiendo cubrirla con papel al bar para evitar que la mermelada se tueste, retirándolo cuando falten 15 minutos para que se dore un poco.

Este es el resultado:



Aunque sigue siendo un poco demasiado dulce para mi, en casa encantó. ¿Tenéis alguna receta secreta de tarta de manzana? ¡Compártela para que podamos probarla!

Muchas gracias por leer mi blog, espero que os guste la receta, y si tenéis una mejor, ¡recomendádmela!