viernes, 27 de febrero de 2015

Pechugas de Pollo con ajitos tiernos al microondas

Hoy os traigo una de esas recetas rápidas y fáciles de hacer, perfectas para un día vago o con demasiadas cosas que hacer como para remangarse en la cocina.



La idea de la receta la he sacado de el canal de youtube de Como Se Hace, aunque la he transformado para tenerla lista en tan solo 8 minutos (10 si contamos la preparación de los ingredientes) y ensuciando tan solo un cacharro.

El microondas es un gran electrodoméstico al que no le estamos sacado todo el partido que podríamos. Yo estoy empezando a re-descubrirlo ahora gracias a una amiga que me ha estado invitando a talleres de cocina exclusivamente de microondas, y la verdad es que estoy cada vez más encantada con el.

Vamos a necesitar:

-Un bol con tapa apto para cocinar en microondas.
-Pechugas de pollo fileteadas (o por filetear)
-Un manojo de ajitos tiernos
-Aceite, sal y pimienta.

Tomamos los ajitos, cortamos la parte enraizada de la cabeza y les quitamos la primera piel. Los troceamos enteros (descartando las hojas que estén demasiado ásperas o decoloradas, en el caso de que no sean frescos) en trozos no muy grandes. Los echamos al bol para cocinar, con un chorrito de aceite y una pizca de sal.

Salpimentamos las pechugas de pollo y las colocamos en el mismo bol, sobre los ajos. Les echamos otro chorrito de aceite por encima, tapamos y al microondas a 800wz durante tres minutos.




En el caso de que tu microondas sea como el mio (con una rueda de tres posiciones) la máxima potencia rondará entre los 800wz y los 700wz. NUNCA USES GRILL. No se a quien se le ocurrió la "fantástica" idea de añadir grill a los microhondas supermodernos, pero con eso tan solo conseguirás quedarse sin el bol que estés usando.


Aquí viene la modificación de la receta original. Tras los 3 minutos al microondas, en lugar de echarle un vasito de vino lo rocié con un chorrito de salsa de soja. Lo removí para que la salsa de soja empapara bien todas las pechugas y los ajitos, y de nuevo al microondas, a la misma potencia y durante otros 5 minutos más.






Me encanta la salsa de soja y requiere menos tiempo de cocinar que el vino blanco. Tanto a la carne como a las setas les da un sabor fantástico. Tras esos 5 minutos ya tendrás el plato preparado para comer y apenas habrás ensuciado en la cocina. Práctico, ¿no?




¡Que aproveche! No olvidéis mojar en la salsita, ya veréis que sabrosa queda.
posted from Bloggeroid