martes, 24 de noviembre de 2015

Canapés de Salmón, Huevo, Queso y Caviar.

Se acercan unas fechas muy señaladas, que aunque muchas veces se tachen (y con razón) de materialistas y superficiales, son las que dan una escusa, un motivo, para tratar de ser mejores personas, reunirse con la familia, perdonar viejos errores y dejar a un lado las diferencias. ¿Por qué? ¿Solo por que es navidad? Bueno, aunque sea un poco triste pensarlo así no me parece mal que se le de a la gente una escusa para ser buena persona (o para intentarlo al menos).

Villancicos (¡¡por dios, que alguien los renueve!!), marisco, bolitas de colores en un arbol de plástico... y las reuniones oficiales en torno a una mesa a rebosar de comida. En mi opinion ese es, a parte de los regalos, el punto clave de la navidad y lo que más quebraderos de cabeza da. Así que aquí os traigo una sugerencia para completar el menú que hayáis elegido y con la que los más pequeños de la casa podrán contribuir.




Vamos a necesitar:

-Una caja de bases de canapés, o si preferís algo 
más blando, de bases de hojaldre.
-Un huevo duro
-Un par de lonchas de salmón ahumado
-Queso de untar suave, estilo crema.
-Caviar o sucedáneo



Empezamos picando el huevo duro con unas tijeras o un cuchillo en un vaso. Cortamos a trocitos muy pequeños las lonchas de salmón y mezclamos con el huevo. Una vez la mezcla esté homogénea empezamos a montar los canapés.

Con la ayuda de una cucharilla extendemos una base de crema de queso para untar en los canapés. Sobre esta, colocamos con otra cucharilla un montoncito de la mezcla del huevo duro y el salmón, lo justo para que lo llene hasta el borde. Por último, añadimos un poco menos de la mitad de la cucharilla de caviar y extendemos sobre el resto.

 Por cierto, ¿os habéis enterado del preestreno de Star Wars? Se estrena el Viernes 18 de diciembre... pero si vives en Zaragoza como yo tienes la suerte de tener un preestreno el Jueves anterior a las 00:05. ¡Yo no voy a perdermelo! ¿Y tu? Ah, por cierto, esta será una peli blockbuster, así que los diez primeros días del estreno se cobrará un euro más en la entrada... ¡pero si lo compras anticipado no tiene ese recargo! ¡¡¡Se abre la veda!!!


Bueno, a lo que íbamos. Así de sencillo tendréis un canapé riquísimo de sabor y textura, que además podrán preparar los niños.



 Sugerencia de presentación.


 ¡Que Aproveche y Feliz Navidad!



miércoles, 22 de abril de 2015

Macarrones a la Carbonara con Nata

La pasta es uno de los alimentos que más popularidad tiene entre niños y jóvenes, y que más da de si en tiempos de crisis como la que estamos viviendo. Son esos carbohidratos de las que huyen despavoridas las chicas obsesionadas con las dietas, pero que dan energía para un largo día currando, haciendo deporte o cualquier actividad que requiera esfuerzo físico. También sacian el hambre, es barata y se puede preparar de mil formas. Hoy vamos a hacer una receta italiana "a la española": Macarrones a la Carbonara con Nata.



La receta original se hace añadiendo algo de leche y huevo a la pasta y removiendo al fuego hasta que se cuaja, pero hoy no tenemos tiempo y vamos a tirar de microondas. En 15 minutos tendremos los macarrones listos.

Vamos a necesitar:
-125 gr de macarrones (por persona)
-1 vaso de agua (por persona)
-1/2 vaso de nata (por persona)
-1 salchicha frankfurt pequeña (por persona)
-1 rodaja de cebolla (por persona)
-sal al gusto



Troceamos la salchicha y la cebolla y la ponemos en un bol apto para cocina al microondas. Añadimos la pasta, el agua y la nata, echamos un pellizco de sal y removemos la mezcla. Tapamos y lo metemos en el microondas a máxima potencia (800 wz) durante 15 minutos. Cuando haya pasado este tiempo, lo sacamos del microondas pero lo dejamos reposar tapado otros 5 minutos para que la pasta se termine de hacer con el calor acumulado y la salsa se espese. Rectifica de sal si es necesario.


Por último, puedes añadirle algo de orégano o de perejil. El queso rallado también le da un toque muy bueno. Han pasado tan solo 20 minutos, en los que no has tenido que estar pendiente de la cocina y has podido aprovechar el tiempo, y ya tienes la comida hecha. Energía para todo el día, ¡ánimo con el Miércoles!


¡Que aproveche! ¿Te ha gustado la receta? No te pierdas ninguna y sígueme en twitter, google+ o facebook, y sobretodo no olvides regístrate en el blog. ¡Hasta mañana a las 12:00!

martes, 21 de abril de 2015

Alcachofas al Horno

¡Feliz Martes! Por segundo día consecutivo tenemos un cielo azul y un sol calentito, ¡ya lo echábamos de menos! (pronto nos cansaremos de pasar calor, porque es así, los humanos siempre nos quejamos de todo, pero de momento nos ponemos al sol como los lagartos). Hoy alcanzaremos los 24 grados, hay flores por todas partes y si tienes plantas ya se te estarán poniendo bonitas (yo ya tengo mis primeras fresas en mi macetohuerto), así que como hoy nos sentimos muy verdes, ¡vamos a comer algo verde!: Alcachofas al horno.



No asustarse que están muy buenas. ;) Estas alcachofas en cuestión me las trajo mi madre en su visita de la semana pasada (¡gracias mami!) y son tan ricas como recordaba.


Vamos a necesitar:

-1 o 2 alcachofas por persona
-sal y aceite
-un trocito de jamón o chorizo para los carnívoros (opcional)


Lo primero es poner a precalentar el horno a 200º. Si las alcachofas vienen con tallo, los cortamos antes de lavarlas para que queden rectas. Tendremos que golpear la parte de arriba para que las capas se separen bien, así que las "agarramos del culo" y las aporreamos contra la encimera unas cuantas veces. Cuando ya haya quedado claro quien manda, las ponemos bajo el chorro de agua fría, separamos las capas con los dedos para que se laven bien y las escurrimos. Así, ya estarán listas para cocinar.






Añadimos un buen puñado de sal, asegurándonos de que caiga por dentro de las capas, y las regamos con un chorrito generoso de aceite. Podemos dejarlas así, para los veganos, o añadirle un trocito de jamón o chorizo para los carnívoros que quieran un sabor más fuerte.





Metemos las alcachofas en el horno ya caliente, colocamos a media altura la bandeja y bajamos la temperatura a 180º. El tiempo puede variar dependiendo del tipo y el grosor de la alcachofa, pero rondará los 30-45 minutos. Sabrás que están listas cuando las alcachofas estén tostaditas.




¡Que aproveche!! Prueba a acompañarlas con una cebolla asaca con comino, tomillo, romero y pimienta. ¡Verás que rico!

¿Te ha gustado la receta? Apúntate al blog y no te pierdas ninguna, comparte con nosotros tus truquillos de cocina. Disfrutad del día y hasta mañana a las 12:00.

lunes, 20 de abril de 2015

Huevos Rellenos de Atún con Mahonesa

¡Feliz lunes! De nuevo tenemos solecito y suben las temperaturas, ¡que ganas después del finde con lluvias y viento que hemos tenido! ¡En Zaragoza incluso llegó a caer granizo! Pero hoy ha amanecido un día sin nubes, con un cielo totalmente azul y sin cierzo, así que dan ganas de ir a pasear, tomarse un café en una terraza y, por supuesto, comer algo fresquito. Así que hoy de menú tenemos Huevos Rellenos de Atún con Mahonesa.



Vamos a necesitar:
-6 o 7 huevos (para 4 personas)
-1 lata de atún al natural
-tomate frito
-mahonesa


La receta es muy fácil, solo es un poco larga por la preparación que requiere. Empezamos cociendo los huevos hasta que estén duros (más o menos, tienen que hervir unos 15 minutos). Cuando los saquemos del fuego, los ponemos bajo el grifo de agua fría. Con este truquillo se pelarán mejor.

Los cortamos por la mitad y sacamos con cuidado las yema, las vamos reservando en un plato, donde las mezclaremos con algo de tomate frito y el atún bien escurrido.



Vamos rellenando el huevo con la mezcla y la cubrimos con un poco de mahonesa. Para acabar y darle un ultimo punto de color, podemos colocar olivas troceadas sobre la mahonesa o, como yo he hecho, espolvorear un poco de perejil.



¡Que aproveche! No te pierdas ninguna receta, registrate en el blog e intercambia recetas con nosotros.



martes, 14 de abril de 2015

Tortilla de Espárragos Trigueros

¡Hola de nuevo a tod@s! Antes que nada tengo que disculparme por estos días que han pasado sin nuevas recetas publicadas. Tuve un problemilla con mi equipo que ha costado un poco solucionar y... ¡he recibido una visita sorpresa! Solo una de las razones es mala ;)

Han venido a verme mis padres, desde casi la otra punta de España, y pasarán unos días por aquí. En cuanto me he descuidado, mi madre se ha metido en la cocina y ha hecho magia. Esta receta es suya (nadie hace las tortillas como ella) y yo estoy ya deseando que llegue la hora de comer: Tortilla de Espárragos Trigueros.





Me ha traído un montón de cosas de mi tierra y mi pueblo, de todos los lugares por los que mi familia está desperdigada: Aceite de Oliva de sus campos en Totana, verduras del campo de mi Primo también de Totana (gracias TioBakero, ¡son las mejores verduras del mundo!), Naranjas y Mandarinas del campo de una amiga suya en Alicante, jabón casero que ha hecho mi Yaya, pescado y marisco de las costas alicantinas y un pato que ha "cazado" por Amposta mi Tío Pepito. Y los espárragos, que son de Torreblanca. ¡Somos una familia muy viajera! Solo me faltaría algo de Canarias y ya tendría regalito de cada uno :) aunque... ha traído plátanos... ¡Le preguntaré si son de canarias! :D















Pero vamos con la receta que me enrollo mucho.


Vamos a necesitar:
-Espárragos trigueros
-2 o 3 huevos
-Aceite y sal
-Ingrediente secreto que 
tienen todas las madres y 
que no se sabe lo que es, 
pero que consigue que la 
comida esté más rica que ninguna otra.


Lavamos y cortamos los espárragos, los freímos en una sartén mediana con aceite y un poquito de sal. Una vez estén bien hechos y hayan tomado un color verde más oscuro, añadimos los huevos previamente batidos. Removemos un poco para que se vaya cuajando bien y le damos la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato ( ¡aquí yo suelo provocar una hecatombe, pero mi madre tiene un arte...! ). Doramos bien ambas partes y servimos calentita.


 ¡Voy a tener que hacerle bombones de oro o algo así para compensar esto! ¡Buen provecho!



martes, 7 de abril de 2015

Pollo con Arroz Blanco al Microondas


Hoy os traigo otra receta "Berrefe": barata, rápida y fácil. Chistes malos aparte, es una receta que puede hacerte ahorrar mucho tiempo y que da mucho de si, y como no, usando el microondas de forma que ensuciamos mucho menos la cocina. Vamos a ponernos con ese Pollo con Arroz Blanco.



Vamos a necesitar:

-Arroz (más adelante hablamos de cantidades)
-2 o 3 dientes de ajos enteros
-1 cucharadita de sal
-1 chorrito de aceite
-1 pechuga de pollo entera por persona
-Especias 
(yo he usado el "sazonadores del mundo oriental", 
lleva perejil, comino, ajedrea, mejorana, albahaca, romero, tomillo
 y pimienta negra)

He usado las ollas de microondas de siempre, que caben una dentro de la otra y te permite cocinar dos platos al mismo tiempo. Así, metemos las pechugas descongeladas en uno y el arroz en el otro. Las cantidades de arroz y de agua, junto con el tiempo de cocción, son así:

  • 1/2 vaso de arroz (para dos personas más o menos), 1 vaso de agua y 10 min a máx. potencia (700 o 800 wz)
  • 3/4 vaso de arroz (3 personas), 1 vaso y medio de agua y 13 minutos.
  • 1 vaso de arroz (4 personas), 2 vasos de agua y 17 minutos
  • 1 vaso y medio de arroz (6 personas), 3 vasos de agua y 25 minutos.
Añade la sal, los ajos y el aceite junto con el agua. Si más tarde quieres, puedes seguir condimentándolo. Yo le añadí un poco de perejil al final.

Sobretodo ten en cuenta que el arroz se hinchará, así que tendrás que dejarle espacio suficiente.


En cuanto a la carne, te recomiendo hacerle unos cortes a lo ancho para facilitar la cocción y que no quede ni demasiado crudo ni demasiado seco. Salamos y espolvoreamos las especias, añadimos por último un chorrito de aceite.Las carnes finas, fileteadas, tienen un tiempo menor de cocción, normalmente en 5 u 8 minutos las tendrías listas. Superar este tiempo solo te dará trozos de carnes secos y duros. Por esa razón para hacer tanto el arroz como la carne al mismo tiempo, he dejado las pechugas enteras, ya que tardan algo más de tiempo en cocerse del todo.


Después del tiempo estimado, según  la cantidad que uses, tendrás preparado el plato. Añade algo del jugo que ha soltado el pollo y condimenta el arroz con lo que más te guste. ¡Ya verás que rico queda!


¿Te ha gustado la receta? No te pierdas ninguna, subscríbete al blog o guarda mis recetas en myTaste. Un beso y ¡hasta mañana!

lunes, 6 de abril de 2015

Torrijas de limón y chocolate

Hola a todos, muy buen Lunes. ¿Qué tal ha ido la semana santa? Para mi ha sido bastante estresante y he estado hasta arriba de curro, ni un solo día libre. Tengo suerte de que realmente las fiestas de este tipo, con sus procesiones y sus porrom-pom-pom, no me llamen demasiado la atención. Lo que si que tengo es que pediros perdón por haberme saltado dos recetas la semana pasada. La razón es simple: no dí a basto.

Para compensar y aunque lo haga el ultimo día de las fiestas, os traigo mi receta de torrijas, con la que he participado en un pequeño concurso.

La receta original era de Divina Cocina, pero como viene siendo mi costumbre he hecho variaciones y he estado experimentado. El resultado no es malo, de echo es riquísimo: Torrijas de limón y chocolate negro.

Vamos a necesitar:
-1 barra de pan duro (de ayer)
-1 litro de leche de soja
-2 cucharadas soperas de azúcar
-La piel de 1 limón
-100 ml de limonccello
-1 rama de canela
-aceite
-2 huevos (si eres vegano, usa huevo de origen vegetal )

(y para la cobertura)

-75 gr de chocolate negro
-3 cucharadas soperas de nata líquida de soja para cocinar
-1 cucharadita de margarina



Ponemos a hervir el agua con la piel del limón, la canela en rama, el azúcar y el limonccello, cuando le haya dado un primer hervor apagamos el fuego y lo dejamos reposar una media hora, para que se fundan bien los sabores.

Mientras, cortamos el pan a rebanadas no muy gruesas (piensa que se hincharán al absorver la leche), al rededor de 1 cm de grosor. Cuando la leche ya haya templado remojamos el pan en la leche, cuando estén bien empapadas las rodajas, las ponemos a escurrir en una bandeja y encendemos el fuego de nuevo y ponemos a calentar una sartén con abundante aceite.


Batimos los dos huevos y vamos rebozando de forma generosa las rodajas de pan y las pasamos a la sartén una vez el aceite esté caliente. Dejamos que se doren bien por los dos lados y las vamos sacando a una bandeja con papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante.

Una vez listas las torrijas, nos ponemos con la cobertura de chocolate. Pon la nata, la margarina y el chocolate negro en una taza o cuenco apto para microondas y calientalos a media potencia (500 wz más o menos) durante 1 minuto más o menos. Cuando lo saques, bate de forma enérgica los ingredientes hasta que se hayan mezclado bien y extiende una capa sobre las torrijas con una cuchara.

Por último, déjalas enfriar para que el chocolate se endurezca un poco.




Probadlas, no tienen desperdicio, y al estar hechas con leche de soja son más fáciles de digerir y no os darán acidez de estómago si tenéis intolerancia a la lactosa.

¿Y tu, como has hecho las torrijas esta semana santa? Déjanos tu comentario y si no quieres perderte ninguna receta, subscríbete al blog en la sección de cocinillas. ¡Y recuerda que la semana que viene tenemos un taller de cocina! Si eres de zaragoza y quieres apuntarte, ve a la sección de Cursos y Talleres de Cocina.

Un beso, hasta mañana a las 12:00.

miércoles, 1 de abril de 2015

Arroz a la Cubana


Hoy os traigo una receta de lo más rápida, fácil y popular: El arroz a la Cubana. Os traigo el "estilo español" de este plato, el típico que mama nos hacía de pequeños, sin plátano frito ni otros añadidos más americanos.


Vamos a necesitar:
-1 huevo por persona
-1 puñado generoso de arroz por persona
-tomate frito


Calentamos agua  ligeramente salada en una olla y cuando rompa a hervir, añadimos el arroz. Bastará con cocerlo unos 8 o 10 minutos. Retiramos el fuego y colamos el arroz, rompiendo la cocción con un poco de agua fría.

Freímos los huevos y servimos uno por persona acompañado por un puñado de arroz y un chorrito de tomate frito. Podemos usar una taza para servir el arroz en forma de montañita o dibujar caras graciosas con el tomate frito si el plato es para el peque de la casa. Dejando a un lado la creatividad de la presentación, tenemos un plato rico y saciante por menos de un euro por persona. ¡Que aproveche!





¿Te ha gustado la receta? Suscríbete al blog y no te pierdas ninguna. Besos y hasta mañana a las 12:00

martes, 31 de marzo de 2015

Hamburguesas Ligeras de Pollo

¡Hace sol! ¡¡Hace sol!! ¡Buenísimos días a todos! Estoy cansada, apenas he podido dormir (insomnio crónico+libro interesante=ojeras hasta el suelo), pero hoy hace sol, los pajaritos cantan, las flores están por todas partes y me siento fuerte y positiva. Ha sido un invierno muy largo y parece que por fin se termina para dar paso a la primavera (en unas semanas estaré hasta las narices de la alergia... pero mientras tanto... ¡a disfrutar y dar paseos por el parque! ¿Os apetece un picnic? ¡Vamos a hacer unas ricas hamburguesas de Pollo y vamos a comer al parque!



¿He dicho ya que son ligeras? He querido huir del pan tan tipo bollo que tanto llena y con el que siempre nos falta carne y sobra miga, y he elegido este pan fino, ligero, integral y con cereales.

Vamos a necesitar:
-El susodicho pan, tipo hamburguesa fina.
-Unas hojas de lechuga variada
-Cebolla frita
-Mahonesa
-Queso Cheddar (salsa de queso para calentar al microondas)
-Hamburguesas de pollo


Encendemos el fuego y ponemos la plancha a calentar con un chorrito de aceite. Mientras las hamburguesas se hacen, vamos preparando el pan. Untamos en la base una fina capa de mahonesa, sobre esa capa podremos la hamburguesa. Calentamos la salsa de queso chedar al microondas durante unos 30 o 40 segundos, lo justo para que se ablande sin que se requeme.








Extendemos una capa generosa de
queso sobre la hamburguesa de pollo y, sobre éste, espolvoreamos la cebolla frita. Cubrimos con las hojas de lechuga y cerramos la hamburguesa con la otra rodaja de pan.


Si te vas a ir de picnic, puedes utilizar un palillo para pincharlo y que se mantenga unido mientras viaje en tu mochila o cesta. ¡Que aproveche! Ya verás que rico te sabe y que bien queda la cebolla crujiente.



¿Te ha gustado la receta? Regístrate en el blog y no te pierdas ninguna, y sobretodo disfruta de este día, que hacía mucho que no teníamos tanto solecito. ¡Un beso a todas!

lunes, 30 de marzo de 2015

Ensalada de Arroz

¡Buen Lunes a tod@s! Ya llega Semana Santa con sus procesiones, sus fiestas y su trabajo extra (para algunos, entre los que me incluyo) ¡Que fin de semana más estresante! (Y la semana que nos espera a los que curramos en ocio-hostelería) Así que como vamos a tener poco tiempo y vamos a ir con el tupper por todas partes, vamos a preparar algo rico, que llene y que de bastante de si. ¡Y barato, que somos exigentes! Hoy de comer: Ensalada de Arroz.



Ya empiezan a irse los nubarrones y la lluvia y, aunque en el sur de España ya parece que han ido a la playa, aquí no hace calor pero tampoco hace ya frío. Digamos que hace un fresquillo agradable que te invita a pasear, a sentarte en una terraza a tomarte algo o a relajarte en el parque. Ya vamos a dejar los cocidos de los días fríos y vamos a usar ingredientes frescos.

Vamos a necesitar:
-1 puñado de espinacas crudas
-1 huevo (para cada dos personas)
-1 puñado generoso de arroz por persona
-olivas
-maíz
-1 lata de atún cada dos personas


Ponemos a hervir agua en una cacerola y, una vez haya roto a hervir, echamos el arroz y dejamos que se cueza bien durante 8-10 minutos. Cocemos también un huevo, déjalo hervir alrededor de 15 minutos. Filtramos el agua con un colador y paramos la cocción regando un poco el arroz con agua fría, para evitar que se pase. Una vez bien filtrado y sin agua, metemos tanto el arroz como el huevo a la nevera para que se enfríe. Con una media hora debería bastar para que quede fresquito.

Cuando ya estén bien fríos, echa el arroz en un bol grande o una ensaladera. Trocea con unas tijeras las espinacas, bien finas, y el huevo. Añádelos al arroz, junto con el maíz, las olivas (yo también las suelo trocear) y el atún (usa atún al natural o con aceite de oliva, pero escúrrelo muy bien y desmígalo con un tenedor antes de usarlo)


¡Que aproveche esta ensaladita! Recuerda tomarla muy fría, puedes aliñarla con un poco de mahonesa o con aceite y sal (¡yo prefiero la segunda opción!)

¿Te ha gustado la receta? ¡Pues no te pierdas ninguna! Registrate en el blog y disfruta de una receta nueva, todos los días de Lunes a Viernes. ¡Hasta mañana a las 12:00. ¡Un beso a tod@s!

viernes, 27 de marzo de 2015

Potaje de Alubias Blancas

¿Es una alucinación o ha dejado de llover? Hoy no hay nubes en el cielo (¡omg! ¡es azul!) y hasta parece que hace solecito. Haría bueno de no ser por el cierzo, que pa' mi que se lo han dejado encendido.

En fin, hoy he salido a mi terraza a regar mi maceto-huerto y a quitar los hierbajos que empezaban a salir, y me he tenido que poner una chaqueta. Comprobado, sigue haciendo frescurri, así que hoy comemos de cuchara, algo calentito. Vamos a preparar un Potaje de Alubias Blancas.


Vamos a necesitar:
-1/2 cebolla
-1 puñado de alubias blancas por persona
-2 o 3 huesos de jamón
-2 huesos de pollo
-2 o 3 longanizas
-1 cucharadita de pimienta dulce
-aceite y sal




La noche anterior pon a remojo las alubias en abundante agua ligeramente salada. Usa un bol espacioso, que llegarán a triplicar su tamaño.


Usaremos para esta receta la olla a presión. Empezamos echando un chorrito de aceite y dorando ligeramente la cebolla y la longaniza. Una vez hayan tomado color, añadimos la cucharadita de pimienta dulce y removemos un par de veces con una cuchara de madera. Añadimos enseguida un vaso de agua para evitar que la pimienta dulce se queme.


Echamos los huesos de jamón y de pollo y las alubias blancas. Añadimos suficiente agua como para cubrir todos los ingredientes. Si deseamos añadir algo más, podemos echar algún trozo de tocino, zanahorias o una hoja de laurel. Echamos una cucharadita de sal, removemos y cerramos la olla a presión. La dejaremos silbar en fuego medio-alto durante una media hora más o menos.



¡Cuidado con la olla a presión! ¡Ni se os ocurra intentar abrirla antes de que deje de silbar ni enfriarla bajo el agua del grifo! (Se de una mujer que hizo esto último y la olla prácticamente le explotó en la cara). Si tenéis prisa hay una olla a presión especial para microondas que tardará mucho menos que esta y que es más ligera. A la olla a presión tradicional hay que darle tiempo. (Yo en cuanto pueda, pienso hacerme con la olla para micro)



Pasada esa media hora y dándole tiempo para que deje de silbar, la abrimos y comprobamos que todos los ingredientes estén cocidos, aunque nada más ver el caldo sabrás si está hecho. Retiramos los huesos que hayan podido quedar sueltos y la hoja de laurel, de haberla echado. Rectificamos de sal y servimos.






¡Que aproveche! Si quieres comentar algo y compartir con nosotros tus truquillos con esta receta no te cortes. No olvides tampoco registrarte en el blog para no perderte ninguna receta y si eres de Zaragoza, pásate por la sección de Eventos, Cursos y Talleres de Cocina y apúntate al taller que tenemos este Abril.

¡Un beso a todas y hasta el lunes a las 12:00!

jueves, 26 de marzo de 2015

Migas con Chistorra

Es algo que pasa en todas las casas. Día a día va sobrando pan, que se endurece y se queda rondando por la cocina sin saber muy bien si tirarlo o tratar de comértelo poniendo en peligro tus dientes. En realidad hay muchas alternativas para usar el pan duro y hacer comidas sabrosas y muy económicas, pero no son demasiado conocidas por las "nuevas generaciones". Así que a preguntarle a la mamá o a la yaya, que no va a haber mejor maestra en lo que sabiduría culinaria ahorrativa se refiere.

Esta va a ser una de las primeras recetas con pan duro que compartiré con vosotras: Migas con Chistorra.


Vamos a necesitar:

-1 barra (más o menos) de pan duro
-2 o 3 dientes de ajo
-Chistorra (o chorizo para cocinar en su defecto)
-Pimiento verde (opcional)
-Aceite y sal.



Troceamos los dientes de ajo, cortamos a rodajas la chistorra que vayamos a utilizar (te recomiendo no usar más de 4 dedos de chistorra por persona). Cortamos también el pan a rodajas no muy gruesas, que a su vez iremos troceando en taquitos. Humedecemos el pan, sin que ningún taquito quede "nadando" en agua pero sin dejar tampoco ninguno seco. Pasamos el pan por la batidora eléctrica y le damos unos cuantos giros para que la miga quede pequeña.


Vamos a usar la sartén parisien honda, ya que es la más cómoda para este tipo de comidas. Echamos un chorrito de aceite y doramos un poco el ajo y la chistorra (y el pimiento verde, si quieres añadirlo). Reservamos.

Sin apagar el fuego, echamos el pan en el aceite caliente donde hemos dorado los otros ingredientes, añadimos un pellizco de sal y dejamos que se tueste ligeramente, removiendo para evitar que se queme. El pan perderá volumen y cuando las migas hayan tomado color (sin quemarse) y no quede ninguna blanda, estará listo. Añade los otros ingredientes y dale un par de vueltas más para que el pan empape bien los sabores.



Sirve el plato caliente. Si lo deseas puedes añadir uva cruda al plato, aunque a mi no me acaba de cuadrar esa mezcla de sabores en concreto.


¡Que aproveche este rico y barato plato! En tiempos como los que corren, es genial tener este tipo de alternativas para ahorrar sin pasar hambre y no tirar comida que aun podemos aprovechar.

Si no te quieres perder ninguna receta y aun no lo has hecho, regístrate en el blog en la sección "Cocinillas". Y si eres de Zaragoza, visita el apartado de Eventos, Cursos y Talleres de Cocina. En Abril tenemos un taller de cocina totalmente gratuito. ¡Anímate!